El Senado de la República aprobó este jueves en una segunda lectura el proyecto de ley ordinaria de extinción de dominio para incautar bienes que fueron adquiridos por lavado de activos, narcotráfico o corrupción.