Mientras brigadas  usaban maquinarias pesadas para remover escombros este domingo, el Centro de Operaciones de Emergencias elevó a seis los muertos por los efectos de las lluvias e inundaciones  producidas en el Gran Santo Domingo la tarde del pasado viernes.


En tanto, el presidente Luis Abinader aseguró que  problema del drenaje pluvial es una situación que se viene arrastrando desde hace décadas.


El mandatario explicó que para solucionar el drenaje pluvial hay que hacer un proyecto que abarque varios períodos de gobierno, pero que se debe iniciar de inmediato.


Al lamentar las muertes, los desaparecidos y afectados durante las intensas lluvias, Abinader aseguró que los afectados recibirán ayuda por parte del gobierno.


En tanto, damnificados de la cañada de Las 800 en Los Ríos, este domingo trataban de recuperar algunas pertenencias.