Un estudio español del Instituto de Investigaciones Biomédicas y la Universidad de Barcelona revela que las células tumorales tienen mecanismos de hibernación que les permiten sobrevivir en situaciones desfavorables, como reducción de nutrientes y energía, lo que podría explicar la reaparición de tumores después del tratamiento.


El trabajo, publicado en la revista "Science Advances", observa por primera vez que, ante una situación de falta de nutrientes, oxígeno y energía, las células tumorales paran de crecer y crean un pequeño reservorio con todo el material necesario para reiniciar rápidamente el crecimiento y la división celular en cuanto las condiciones vuelvan a ser favorables, explica este lunes el instituto en un comunicado.