Los detenidos por las autoridades durante el operativo para deportar a haitianos indocumentados realizado hoy en la Ciudad Juan Bosch dijeron no ser parte de la agresión perpetrada  ayer contra agentes de la Dirección General Migración y consideraron que su apesamiento es un abuso.