La presencia de ciertos contaminantes en el aire y el agua pueden influir en si un bebé nacerá niño o niña, según el análisis de más de seis millones de nacimientos en EE.UU. y Suecia publicado este jueves en la revista PLOS Computational Biology.


Durante este estudio, dirigido por la Universidad de Chicago EE.UU., los investigadores analizaron registros de más de tres millones de nacimientos en ese país desde 2003 a 2011, así como datos de más de 3 millones de nacimientos en el Registro Nacional de Pacientes de Suecia desde 1983 hasta 2013.