En medio de supuestas irregularidades administrativas y acoso laboral entre los integrantes de la Cámara de Cuentas, uno de los diputados miembro de la comisión que eligió el pleno de ese organismo, atribuyó a presiones políticas las denuncias que se han realizado. Mientras hay legisladores que sostienen que este tipo de acusación debió presentarse ante el Ministerio Público.