A diario vemos como atracos y robos aparecen en los medios sociales digitales, y aunque desde las autoridades indican que estos crímenes han disminuido con relación a años anteriores, son muchos los que entienden que el problema de la delincuencia sigue tan presente como siempre.


La realidad y la percepción se unen en el diario vivir de los ciudadanos, y convierten la criminalidad en la principal preocupación con la que tienen que lidiar los dominicanos de todos los estratos sociales.