El incremento del precio en algunos alimentos esenciales en las festividades navideñas, como el pavo, cerdo y pollo asado, además de otros productos, ha incidido en la variación del menú de la cena de año nuevo, afirman amas de casa que acuden a los mercados populares de la capital.