Mientras algunos ciudadanos califican de necesarios y positivos los operativos de patrullaje mixto que realizan las autoridades en diferentes barrios populares, otros aseguran que esto no pasará de un despliegue coyuntural si no se asume como un programa de vigencia permanente en la  lucha contra la delincuencia.


Para Leonely Payán, frutero por más de 20 años en el sector de Manoguayabo, estos operativos representan una forma de garantizar su seguridad y la de sus clientes, sin embargo, asegura que no valdrán de nada si los descontinúan.


El sentimiento es compartido por algunos residentes del referido sector, quienes piden a las autoridades aumentar la frecuencia con la que realizan los operativos con el fin de reducir los niveles de delincuencia.