Ante el aumento de los casos de covid-19 en la zona fronteriza, las autoridades reforzaron las medidas a fin de evitar la expansión del virus. Además, realizan pruebas de antígenos y continúan con el proceso de vacunación.