Ante la presencia en el país de la fiebre porcina, comerciantes en Azua afirman la venta de la carne de cerdo ha disminuido considerablemente, mientras autoridades de Salud Pública aseguraron este lunes que el virus que afecta a las pocilgas no se ha detectado en esa demarcación.