Pese a alojar centros urbanos e industriales de importancia, las provincias San Cristóbal y Santo Domingo son las dos demarcaciones más rezagadas en el proceso de vacunación contra el coronavirus y apenas menos del 60 por ciento de sus adultos ha recibido la primera dosis, por lo que las autoridades de Salud continúan realizando operativos especiales en busca de acelerar la inmunización.