Miles de católicos se congregaron en las inmediaciones del Faro a Colón para celebrar la festividad del Jueves Corpus, una de las principales ceremonias de la Iglesia católica.


En su homilía, el Arzobispo de Santo Domingo  se enfocó en el significado que tiene para la cristiandad católica la eucaristía que fue instituida por el mismo Cristo, al tiempo que agradeció su presencia, ya que por la pandemia esta actividad religiosa durante dos años no se realizaba.