En momentos en que el país registra un  incremento de la violencia con homicidios, asaltos, y asesinatos, expertos en seguridad advierten que estos hechos seguirán aumentando y serán mucho más alarmantes por el modus operandi de los últimos crímenes.


Mientras para algunos ciudadanos,  el plan del desarme de la población que inició en Cristo Rey, todavía no ha dado los resultados esperados.


Si bien es cierto que hay quienes utilizan las armas de fuego para protección personal, el porte en manos de algunos civiles y hasta de policías y militares es una bomba de tiempo que corre el riesgo de terminar en tragedia.