Las brigadas de Salud recorren las calles de la provincia Santo Domingo en busca de las personas que se niegan a vacunarse contra el coronavirus, lo que ha mantenido a esa demarcación como una de las más rezagadas en el proceso de inmunización, en medio de temores de que la apertura a clases presenciales puedan generar un nuevo repunte de la pandemia.