A fin de transparentar la nómina pública e identificar a las personas que cobran sin trabajar, el Gobierno dispuso este jueves el pago auditado a través de cheques a los servidores de 24 instituciones gubernamentales.


La medida, que será implementada durante el mes de julio como parte de un plan piloto coordinado por la Contraloría General, impactará al menos a 25 mil empleados públicos, de acuerdo a las autoridades.


Durante una rueda de prensa realizada en Palacio Nacional, el ministro administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza,  aseguró que no hay dudas de que la medida generará ahorros importantes para al Estado, tras manifestar que se busca  corregir las distorsiones del sistema como las denominadas nominillas y  la duplicidad de nombramientos.


Entre las instituciones que pagarán por cheques a sus servidores este mes figuran los ministerios de Interior y Policía, Medio Ambiente, Deportes, Trabajo, Educación Superior, la Tesorería Nacional, la Dirección de Compras y Contrataciones, la Dirección General de Migración y la propia Contraloría General.


El plan, que ya había sido ejecutado a modo de prueba en  los Ministerios de Administración Pública e  Interior y Policía sin que se conozcan hasta ahora los resultados, se extenderá gradualmente a todas las instituciones del Estado, de acuerdo a las autoridades.


Inmediatamente concluyan con las auditorias en la nómina pública, las autoridades informaron volverán a pagar a sus servidores mediante la modalidad electrónica como es costumbre.