Por: Manuel Méndez

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El gran potencial turístico que posee este municipio ha llamado la atención de inversionistas de diferentes naciones, quienes no solo desarrollan proyectos, sino que también se establecen en el lugar. Pero, en paralelo con esta industria emergente, persisten las quejas de la población por las múltiples precariedades en servicios públicos e infraestructura.

El turismo residencial como es definido por sus residentes es una de las principales fuentes de sustentación de este municipio costero, ubicado a 38 kilómetros de Nagua, zona que cada mes recibe la visita de más de 5 mil turistas.

http://youtu.be/tjKhOSIeVqI

Según dirigentes comunitarios, un alto porcentaje de la población de Cabrera, que es de 16 mil 573 habitantes, labora en villas de  extranjeros, que en muchos casos hacen inversiones y se quedan como residentes en la zona.

Pero no todo es color rosa, ya que según cuentan los munícipes, además de que no se ha sabido explotar el potencial turístico, los problemas en sus caminos vecinales y los tediosos apagones no permiten avanzar a la zona.

Cabrera, junto con Nagua, forma parte del Polo Turístico IX, según Decreto 199 del 4 de mayo de 1999. No obstante, sus ciudadanos consideran que al día de hoy escasean las inversiones por parte del Estado y su organismo competente.

Los moradores de este municipio de la región Noreste esperan que en los próximos 8 años esta zona se convierta en uno de los principales polos turístico de atracción del país