República Dominicana urgió este viernes la necesidad de que la Organización de los Estados Americanos (OEA) colabore con las autoridades haitianas para recuperar el orden social y la paz en el vecino país, además de restablecer la operatividad de sus puertos, cuyo acceso ha estado bloqueado por grupos armados que han decidido dar una tregua. La Fuerza del Pueblo saludó esta tarde el llamado del Gobierno, tras señalar que la crisis en Haití se torna insostenible. 


En un punto “dramático” se encuentra la situación en Haití como consecuencia de la violencia y la inseguridad por el control territorial que han logrado las pandillas, expresó el canciller Roberto Álvarez.


Al participar de manera virtual en la Asamblea General de la OEA, el diplomático dominicano manifestó que el órgano hemisférico tiene los mecanismos para asistir a las autoridades haitianas.


En medio de la situación, el G9, grupo armado más poderoso que encabeza Jimmy Chérizier, alias Barbecue anunció este viernes en rueda de prensa que dará una tregua de una semana para facilitar la distribución de los carburantes.


César Fernández, miembro de la comisión política de la Fuerza del Pueblo, considera acertado el clamor del Gobierno desde la OEA para superar la crisis haitiana.


Asimismo, el dirigente de la Fuerza del Pueblo, César Fernández, entiende que la comunidad internacional debe crear los mecanismos asistir con ayuda humanitaria alimentaria a los más de cinco millones de haitianos que están pasando hambre.