Pese a la ola de disturbios originados en los últimos días en Haití, el cruce fronterizo en la provincia Dajabón se mantiene en calma.