El procurador adjunto Wilson Camacho afirma que el Ministerio Público presentó cientos de pruebas contra implicados en Operación Medusa, “que son evidencias mucho más que suficientes de que una vez más nuestro caso está blindado”.