Como una táctica dilatoria calificaron este viernes algunos legisladores de oposición el accionar de la Cámara de Cuentas por no publicar aún las auditorías a instituciones públicas que ya están terminadas.


Mientras, diputados oficialistas justifican que los nuevos integrantes del órganos fiscalizador hayan sido cautelosos en las investigaciones antes de hacerlas púbicas, aunque reconocen que esa entidad está en deuda con la sociedad.