Con algarabía, música y su comida preferida fueron recibidos por sus familiares este martes los tres camioneros liberados tras permanecer cerca de dos meses secuestrados en Haití.