El abogado Cándido Simón, defensa del general Juan Carlos Torres Robiou, dijo que tiene como demostrar su patrimonio,  que es uno de los mejores pilotos con más horas de vuelos en el país, y que los pagos que recibía era en dólares por empresas privadas.