Aglomeraciones y hasta empujones se registraron este mañana en algunas estaciones del metro de Santo Domingo, cuando las autoridades intentaban verificar la validez de la tarjeta de vacunación que debe ser presentada obligatoriamente para entrar a establecimientos públicos y privados, así como al transporte colectivo, como una medidas para prevenir que la temporada de compras y fiestas navideñas generen un nuevo repunte de la pandemia.


Aunque al transcurrir las horas, retornó la calma al lugar y a los pasajeros solo les exigían demostrar que traían consigo la constancia de inoculación, acción que no fue bien vista por algunos. Asimismo a quienes no tenían ese documento no se les permitió la entrada.