SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez calificó como acertada la medida de prohibir la venta de bebidas alcohólicas durante el Viernes Santo, anunciada por el Ministerio de Interior y Policía.

El prelado entiende que la disposición ayudará a reducir las posibilidades de muertes por riñas y accidentes.

[jwplayer mediaid="281003"]

El Cardenal llamó también a la ciudadanía a tener prudencia durante estos días.

Mientras que el subjefe de la Policía informó que la institución cerrará los negocios que sorprendan vendiendo bebidas alcohólicas.

Ambos dieron estas declaraciones luego de la Misa Crismal, en la que se renovaron las promesas sacerdotales y se bendijeron los óleos que se utilizan en los sacramentos católicos.