Luego de seis meses desde el comienzo del año escolar, miles de alumnos de nivel de básica y secundaria aún carecen de libros de texto, que están en bodegas del ministerio de Educación, por lo que los profesores de distintos centros educativos, se han visto en la necesidad de utilizar otros recursos para la enseñanza.