Por Manuel Méndez.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La violencia institucionalizada, la pobreza y otros males como la corrupción, destacada en la carta del Episcopado continuó generando opiniones encontradas entre legisladores y otros sectores de la sociedad.

La falta de independencia en los tres poderes del Estado, es otra señal que ve el obispado como un déficit de la institucionalidad en la sociedad.

http://youtu.be/Df-8ElrMak4

Además de la corrupción, la impunidad es una fuente de inequidad que impera en el país, según el documento de la Iglesia Católica.

"Que la paz y la justicia se encuentren" fue el título de esta carta pastoral.