Cientos de transportistas afectados por la puesta de corredores en avenidas principales de la capital exigen sean incorporados a estos servicios, ya que aseguran este ha sido el sustento de su familia durante años y están jugando con el pan que llevan a sus hogares.