La conmemoración del Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer encuentra al país sumergido en una crisis por los constantes feminicidios, de acuerdo con grupos feministas, que califican como “preocupante” el número de víctimas por ese fenómeno en lo que va de año.


Para las activistas, es de vital importancia la creación de políticas públicas orientadas a educar desde temprana edad en valores para prevenir las agresiones contra las mujeres.