Tras entender que el dominicano es una persona alegre, varios ciudadanos del Gran Santo Domingo dicen que usarán el doble sueldo para celebrar su acostumbrada cena navideña, pero que este año tratarán de ahorrar los más que puedan.