Pese a que el Gobierno no tiene contemplado establecer restricciones incluyendo el toque de queda durante la navidad, ciudadanos manifestaron que no saldrán a las calles como ocurría en las festividades antes de la pandemia y se mantendrán compartiendo en sus viviendas con sus familiares.


Algunos incluso favorecen que las autoridades mantengan las medidas a propósito de la nueva variante Ómicron detectada en Sudáfrica el mes pasado.


Para muchos dominicanos la forma de celebrar el nacimiento del niño Jesús cambió con la aparición del Covid-19, independientemente que levanten o no las restricciones.