Residentes de sectores populares rechazaron este martes las declaraciones del presidente del Colegio Médico Dominicano, de que los ciudadanos se abstengan por el momento de consumir alcohol, debido a que el país registra 95 muertes por la ingesta de bebidas adulteradas y aún las autoridades no han controlado el flagelo.