Como un abuso calificaron residentes en el Gran Santo Domingo el incremento de precio de hasta 15 pesos que presentan los botellones de agua potable en algunos establecimientos comerciales.


Según varios consumidores esto representa un duro golpe al presupuesto de las familias y mucho más a la de escasos recursos económicos.