Con la firma del acuerdo el gobierno acoge los reclamos del Colegio Médico Dominicano y las Sociedades Médicas de aumentar el 20 por ciento a los honorarios y un 30 por ciento los internamientos.