Las conversaciones sobre posibles cambios en el Gobierno, de cara al 16 de agosto, cobra fuerza en los mentideros y pasillos, que se llenan hasta de apuestas y expectativas.