SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Colegio Dominicano de Ingenieros Arquitectos y Agrimensores (Codia) advierte que la construcción podría ser afectada si se produce una repatriación masiva de haitianos que no pudieron acogerse al Plan de Regularización.

Mientras el Confederación Dominicana de Unidad Evangélica (Codue) afirma la mano de obra dominicana podría tener nuevas ofertas de empleos por la misma causa.

Este edificio es construido mayormente haitianos. Lo mismo ocurre con otros en gran parte la geografía nacional.

Las posibles repatriaciones podrían dejar esas obras paralizadas momentáneamente.

Pero el Consejo de Unidad Evangélica ve en las posibles repatriaciones de indocumentados nuevas plazas laborales para la mano de obra local.

Los trabajadores aseguran que ya muchos de sus paisanos han salido del país por temor a ser repatriados.

El presidente del CODIA agrega que el trabajador dominicano ha sido desplazado de la construcción por lo que pide al gobierno que motive al sector para volver a a traerlo