Con el tiempo encima para que concluya la presente legislatura y con ello perima el proyecto de reforma al Código Penal, las sugerencias y cuestionamientos enviados por la procuradora general, Miriam Germán profundizaron la polémica en el Senado, que aplazó para la próxima semana el debate de la pieza.