En medio del anuncio de que las distribuidoras eléctricas deberán acreditar a los usuarios el incremento aplicado en julio a la tarifa de energía, pequeños y medianos comerciantes de sectores populares del Gran Santo Domingo consideran insuficiente la medida, al indicar que desde noviembre del 2021 hubo otros tres incrementos que se fueron acumulados y en algunas ocasiones sus facturas se duplicaron.



Ver más en www.noticiassin.com