Tras dos años de restricciones debido a la pandemia, los comerciantes de Boca Chica esperan la visita masiva de vacacionistas durante esta Semana Santa.