Aunque califican como positiva la anulación del último incremento en la tarifa eléctrica, algunos comerciantes insisten que esa medida no basta para resarcir el daño provocado por los incrementos anteriores.