SANTO DOMINGO.-  Pese a que las ofertas del “Black Friday" comenzaron desde principios del mes en muchos centros comerciales, así como en pequeños negocios del gran Santo Domingo, los comerciantes se quejan de las escasas ventas, aunque aún esperan que el fin de semana la población acuda masivamente a hacer sus compras.

Tras calificar los últimos meses como “malos” en término de sus ventas, comerciantes que aseguran que, a pesar de haber bajado los precios de sus productos hasta en 40 por ciento, la afluencia de compradores no ha sido apreciable.

Empleados de las boutiques en barrios populares como Herrera y Los Ríos confían en que desde el viernes se recuperarán las ventas, cuando sus clientes comiencen a buscar sus atuendos para Navidad y fin de año.

Salir vestido de una tienda popular de esos sectores puede costar entre 1 mil doscientos pesos y 1 mil pesos; unos tenis cuestan 500 pesos, un pantalón 400 y polo no pasa de 300 pesos.

Al igual las boutiques, comercios que se dedican a las ventas de electrodomésticos de los barrios, reportan bajas ventas y consideran que se deben al aumento de precios que experimentaron este año.

“Siempre sea dado la situación que antes del viernes negro las ventas se ven muy mermadas como ha estado sucediendo en las semanas anteriores”, Jormi Benson Feliz, Propietario de Comercio.

“Antes no era muy buena porque en realidad las personas no están gastando su dinero”, Arelis Amador, Encargada de Tienda.

Comerciantes de los grandes comercios de la avenida Duarte, aunque reconocen la crisis que atraviesa el país, dicen estar preparados desde que se inició el mes para recibir cientos de clientes.

“Ya estamos preparados Garrido ya tiene toda la merecía y los descuentos ya están”, Ibol Viraltec, Gerente Garrido de la Duarte .

Algunos propietarios de negocios aseguraron que debido a los constantes aumentos que han pagado por sus mercancías no les cuadra colocar ofertas en este año de viernes negro.