Los hoyos, el polvo y los charcos de agua en algunas vías mantienen en zozobra a a varias personas tanto en Santo Domingo Oeste como en Los Alcarrizos.