Pese a que las ofertas del “Black Friday" comenzaron desde principios del mes en muchos centros comerciales, así como en pequeños negocios del gran Santo Domingo, los comerciantes se quejan de las escasas ventas, aunque aún esperan que el fin de semana la población acuda masivamente a hacer sus compras.

Tras calificar los últimos meses como “malos” en término de sus ventas, comerciantes que aseguran que, a pesar de haber bajado los precios de sus productos hasta en 40 por ciento, la afluencia de compradores no ha sido apreciable.