Mientras que en medianos y grandes negocios las ventas se mantienen estables en el segundo día de ofertas por el viernes negro, los pequeños comerciantes se ven obligados a extender los especiales por más días por bajas ventas y la falta electricidad en sus sectores.


Totalmente a oscuras lucía esta mañana la tienda de zapatos de Virginia Moreno, luego de que una avería afectara el sistema eléctrico en el sector Don Bosco.


Dicha situación la mantenía preocupada, ya que esperaba que sus ventas aumentaran este  sábado por las ofertas que puso en su negocio, sin embargo antes del mediodía no había recibido clientes.


En Herrera los establecimientos que venden electrodomésticos aseguraron haber cerrado el viernes con buenas ventas y haber tenido buen flujo de cliente este día.


En otras comercios de Herrera, sus encargados dividieron  extender por una semana más las ofertas para que quienes no puedan  aprovecharlas este fin de semana.