Mientras el gobierno comienza a distribuir a bajo precio el pollo importado mediante las bodegas móviles de INESPRE en un proyecto que busca estabilizar los precios tras unas semanas de escasez y especulación, los productores avícolas aseguran que mantendrán los precios de venta al consumidor a 60.75 pesos por libra, aunque la situación aún no se refleja en los mercados populares.


Pese a que el gobierno inició la importación de 50 contenedores de pollo, con el equivalente  a cerca de  un millón de unidades para suplir la creciente demanda provocada por la peste porcina africana de los cerdos, continúa la especulación de precios en los mercados.


Este viernes el pollo se cotizaba a un promedio de entre 70 y hasta 90 pesos la libra.


Mientras las amas de casa dicen que siguen haciendo malabares para suplir los alimentos en sus hogares.


De acuerdo a las autoridades el consumo de pollo se incrementó de 18 millones de unidades que se vendían en promedio durante un mes a 19.3 en el pasado mes de julio.


En los puntos y las bodegas móviles  de INESPRE los pollos se venden 125 pesos la unidad.


Para evitar que continúen elevando los precios del pollo vendedores  pidieron al gobierno ser incluidos en los planes de distribución de la carne blanca de Inespre.