A través de un centro de monitoreo habilitado en el Palacio de la Policía, es como las autoridades vigilan en tiempo real el accionar de los agentes que patrullan por los sectores del país.