SANTO DOMINGO, República Dominicana.Indignados reaccionaron empleados ante la propuesta de los empresarios de un 8.9 por ciento de aumento al salario mínimo del sector privado. Mientras que continúa el rechazo de grupos sindicalistas a la posición de los patronos.

Como un balde de agua fría cayó la posición del sector patronal a los trabajadores.

De acuerdo con empleados a la fecha no se ha llegado a un consenso por falta de interés de los empresarios.

La clase trabajadora apela a la sensatez del Gobierno para que se produzca un aumento salarial de acuerdo con sus necesidades básicas.

De los empresarios mantener esta posición, estos sindicalistas advierten que trabajarán en conjunto con las demás centrales sindicales para iniciar una serie de acciones.