Lo primero que debemos tener en cuenta es que los chicos tenían un horario irregular durante las vacaciones, es decir, que los niños se acostaban tarde, miraban por más tiempo televisión y jugaban videojuegos, entre otras cosas.


Durante su participación en el programa El Despertador de grupo SIN, la maestra Emma Carolina Fernández indicó que lo más recomendable es ir despacio para que el niño se vaya readaptando a la rutina que antes tenía cuando asistían al colegio.


Importancia de las rutinas es que ayudan a organizar la vida y a evitar a que se vuelva muy caótica. Los niños prosperan mejor cuando las rutinas son habituales, predecibles y constantes.