SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Armados con bombas de agua helada alrededor de 50 polacos celebraron este fin de semana una batalla campal para refrescarse.

Se trata de una tradicional fiesta que les ayuda a disfrutar y bajar drásticamente sus temperaturas corporales durante el sofocante verano.