REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Dos adolescentes fueron sentenciados por poner un gatito en un microondas.

Un impactante video del hecho se volvió viral cuando salió el año pasado, provocando indignación en la población. Pero ahora a los adolescentes se les ordenó cumplir cien horas de servicio comunitario en South Portland.

Algunos aseguran que no es suficiente.

[jwplayer mediaid="310989"]